Facebook Twitter Google +1     Admin
Bienvenidos a "procopio: café filosófico". Desde febrero de 2005, un sitio en internet donde encontrarás artículos de diversa factura sobre política, filosofía, periodismo, literatura, deportes, educación, música. La polémica está servida, y si te disgusta mi petulancia, avisado quedas de que me guía la divisa de Montaigne: "Yo soy mi física y mi metafísica". O esta otra, leída en una camiseta: "Liberté de parole. Freedom of speech. Libertad del discurso".

Temas

Enlaces

Archivos

procopio: café filosófico

Se muestran los artículos pertenecientes a Abril de 2008.



Triángulo de Amor Bizarro

Se trata del nombre de un grupo de rock que he conocido unos meses atrás. Son un chico y una chica, pareja, de La Coruña, un batería, y eventualmente otro guitarra acompañante. Hacen "shoe gaze", lo que no sé muy bien qué es. En fin, el nombre de la banda es el título de una canción de New Order, banda inglesa de los ochenta. Sus influencias van desde The Jesus and Mary Chain hasta el pop-rock independiente español de los noventa, pasando por el lado más oscuro y arriesgado del rock español de los ochenta.

Con estos mimbres, no estaba yo muy predispuesto, pero al final hasta me he comprado su trabajo: "El hombre del siglo V". Son una banda, como mínimo, curiosa. Supe de ellos en el blog de música rock de elmundo.es, que lleva Quico Alsedo (Rock&Blog). Vi los videos de su actuación en "Los conciertos de Radio 3". He visto el video de su "hit" "El himno de la bala". Me parecieron potentes y originales, capaces de sostener un discurso, lo que hoy en día no es muy habitual. Tienen, en efecto, un discurso, y sentido del humor, más bien ácido. Son subversivos, "ma non troppo". Pero lo son. Lo son en cierto modo en su puesta en escena, clásica y a pelo, lo son en la música, ruidosa y melódica a la vez, audaz y tradicional al mismo tiempo, y lo son sobre todo en su lírica, en sus letras, y hasta en la forma de trabajar. Aunque no se entienda ni la mitad de lo que dicen. Son jóvenes, pero tampoco ya tanto, pues rondan la treintena de edad. En suma, todo esto es lo que se agradece, sin apenas truco ni concesión, aunque no se trate de mi estilo musical predilecto.

Han sido editados por Mushroom Pillow, sello independiente, pero les ha costado mucho tesón: de hecho, el disco recopila sus canciones grabadas desde 2004, que habían ido editando antes como habían podido, y que aquí quedan recogidas todas, limpias y masterizadas y todo lo demás. Son unas trece canciones. Trabajo arduo de pulimiento y selección. Hacer, desechar, acabar. Así se alcanza la calidad, cuando no la excelencia.

La estética del grupo es, en efecto, bizarra. Su discurso, en efecto, es bizarro. Sus letras son de una bizarría a menudo ininteligible, de un heroísmo gótico. Su música es bizarra. Las canciones lo son, sus letras lo son. Pero lo que importa, en esto, es lo que suena, es cómo suena. Y, ah, aquí sí que se entiende bastante bien la música de TAB, su grito, su pena, su alegría.

Los temas que la gente más ha celebrado son el citado "El himno de la bala", "Quiénes son los curanderos", "Isa vs. el Partido Humanista". Etc. La palabra "Jesús", en referencia al personaje histórico Jesús de Nazaret, sale de forma recurrente en varios de ellos. No sé si es que son cristianos fundamentalistas, si escuchan la Cope, o se trata simplemente de un aire de locura galaica. En fin, ya digo que TAB da para más de un análisis y para más de dos.

Mi canción favorita, muy favorita, se titula "Ardió la Virgen de las Cabezas". No sale ninguna virgen en la canción. Pero, en fechas señaladas, arde el corazón, o, diría más, la cabeza. Es quizá el tema más logrado, mejor resuelto: "Ya, ya es Fin de año, se baila, es la prosperidad/Ya, ya es Noche de Reyes, amo a solas, ¿por qué no folláis?".

El triángulo de amor bizarro principal de esta vida no es la típica historia romántica de dos chicas y un chico, dos chicos y una chica, el corasón loco que ama a dos mujeres a la vez, y todo aquello. No. Ya hay un triángulo, y bien bizarro, en la simple relación entre dos personas, si es real. Más vale, por eso, ser honesto y portarse bien, dentro de lo posible. Y si hay amor, para qué seguir. Más vale, entonces, encomendarse a menudo al Justo, al Crucificado. Sin perder el humor.

Mundo bizarro.

03/04/2008 20:37 procopio Enlace permanente. sin tema Hay 1 comentario.


Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris