Facebook Twitter Google +1     Admin
Bienvenidos a "procopio: café filosófico". Desde febrero de 2005, un sitio en internet donde encontrarás artículos de diversa factura sobre política, filosofía, periodismo, literatura, deportes, educación, música. La polémica está servida, y si te disgusta mi petulancia, avisado quedas de que me guía la divisa de Montaigne: "Yo soy mi física y mi metafísica". O esta otra, leída en una camiseta: "Liberté de parole. Freedom of speech. Libertad del discurso".

Temas

Enlaces

Archivos

procopio: café filosófico

Bill vs Wilt

Una de las mayores rivalidades deportivas conocidas hasta la fecha ha sido la protagonizada en los años 60 por Bill Russell y Wilt Chamberlain. Unos veinte años antes que los míticos duelos entre Magic Johnson y Larry Bird, Bill y Wilt se enzarzaron en una pelea descomunal por dominar la mejor liga de baloncesto del planeta. Russell salió triunfador de tales batallas, pero Chamberlain será siempre el-jugador-que-metió-100-puntos-en-un-partido. 

Discutía yo en un foro de expertos aficionados a la NBA sobre la consideración que debemos tener tanto hacia Bill Russell como hacia Wilt Chamberlain. Desde ahora me declaro fan del primero, aunque reconozco los meritazos del segundo. En fin, discutía yo un poco sin ton ni son y un forero muy amable me puso al día de la eterna y maravillosa rivalidad entre los dos mejores pivots de los años 60.

Bill Russell y Wilt Chamberlain jugaron un total de 142 partidos entre sí, el uno contra el otro, promediando Russell 14 puntos y 23 rebotes y Chamberlain 28 puntos y 28 rebotes, decimal arriba, decimal abajo. Más: disputaron siete séptimos partidos en playoffs con un total de 10 puntos de diferencia acumulada entre los siete. La historia fue la siguiente.

En 1960 Chamberlain perdió 4-2 contra los Celtics de Russell y Cousy, el sexto y definitivo partido lo perdió por 2 puntos con palmeo en el último segundo de Tom Heinshon, el rookie que le ganó a Russell, militando ambos en los Celtics, el galardón de mejor rookie del año.

En 1962 Chamberlain perdió contra los Celtics, el último partido lo perdió de 1 punto con canasta en el último segundo de Sam Jones después de que Chamberlain empatara el partido faltando unos segundos.

En 1965 Chamberlain jugó un séptimo partido contra los Celtics, anotando 30 puntos y cogiendo 32 rebotes. En el minuto final anotó dos tiros libres e hizo un mate sobre Russell que puso a sus Sixers por delante. El coach, Schayes (con el que se llevaba mal desde su época de jugador) diseñó la jugada final para Hal Greer pero en el pase para la jugada Havliceck robó el balón en uno de los momentos más clutch de la historia ("Havliceck stole the ball!"). 

En 1966 los Celtics ganaron 4-1, en el partido definitivo Chamberlain hizo 43 puntos y 34 rebotes.

En 1967 cambiaron a Schayes de entrenador por un coach que pidió a Chamberlain tirar menos a canasta, asistir más (más de 7 asistencias por partido, convirtiéndose en el único pivot de la historia en liderar la tabla de asistentes a final de temporada) y concentrarse en defensa. Chamberlain ganó el MVP y el anillo incluyendo un partido en las finales con 24 puntos, 32 rebotes, 13 asistencias y 12 tapones en el primer cuádruple doble (no oficial) de la historia.

Como se puede ver, mi amigo forero cargaba las tintas en las excelencias de Chamberlain, pero semejante postura es razonable cuando yo defendía a Russell por haber ganado 11 anillos en trece temporadas. Yo insistía en que a pesar de ser mucho peor anotador que Goliath (uno de los apodos de Chamberlain), The Hawk (uno de los apodos de Russell) cogía casi los mismos rebotes. Frente a frente, mi amigo sostenía que Bill hacía muchísimo en aquellos duelos, pero que Chamberlain hacía más, solo que solía tener peor equipo y que por eso Russell tiene 11 anillos liderando a los Celtics y Chamberlain "únicamente" 2, uno de ellos cuando ya no estaba enfrente su bestia negra (nunca mejor dicho), ese bicho de Louisiana que era Bill Russell (aunque Chamberlain, gigante frágil al fin y al cabo, digno de figurar en una tragedia griega, se topó contra un pivot que para muchos llegó a superar a ambos, como Michael Jordan llegaría a superar a Magic Johnson y a Larry Bird... estoy hablando, claro está, del gran Lew Alcindor, más conocido como Kareem Abdul-Jabbar).

Bill Russell y Wilt Chamberlain siempre fueron amigos fuera de la pista. Y es que el roce hace el cariño. Amigos íntimos que brindaron al mundo del deporte una de sus páginas más gloriosas. Luchas sin cuartel en las que admito finalmente la grandeza casi inconcebible de Chamberlain, aunque me siga quedando después de todo con la maestría competitiva de Russell. Yo, que fui un buen base defensor con promedios de 10 puntos y 5 asistencias en mis años mozos, me rindo ante Chamberlain, pero siempre preferiré al que lidera históricamente los Win Share Defensivos, esa estadística que habla de la defensa de un jugador, que no es otro que el gigante verde Bill Russell. Siempre he pensado que en el arte de meter la pelota en el cesto hay un punto de suerte, mientras que por contra la defensa depende 100% de nuestra férrea voluntad. Eso es lo que admiro de Bill Russell, que por otra parte era también un gran asistente.

En fin, Russell fue elegido en el draft de 1956. Chamberlain empezó a jugar en la NBA en 1959. Nunca los vimos jugar. Pero yo, que siempre fui un laker, aun sigo soñando con la mano zurda del celtic Russell. ¡Quién lo diría!

27/11/2014 18:29 procopio Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris